Lorem ipsum dolor amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.

Baker

Follow Us:
Title Image

La Panadería

Nuestra

HISTORIA

La historia de La Panadería comienza allá por 1915 cuando Celestina Eseverri, llegada de Otsagabia y Fermín Sarries oriundo de Ozkoidi, cruzan su mirada en alguna de las adoquinadas calles de Aoiz.

Juntos abren un pequeño establecimiento donde amasan, hornean y venden pan. Serían de los primeros de la comarca porque por aquel entonces en muchas casas disponían de horno y elaboraban pan para toda la familia, y seguro que emprender resultaba igual de arriesgado que ahora.

Comenzaron horneando en un horno de leña fijo, de esos que ya pocos habremos visto y con los años pasaron a uno rotatorio. ¡Qué  gusto daba asomar la nariz cuando abrían esa puerta para sacar las barras, tajas y cabezones recién hechos!

¡Ummmm…! Aún ahora cuando cruzas la puerta de la recién renovada Panadería puedes percibir su aroma a harina, agua, sal y levadura prensada, ¡y nada más! No hay mejor fórmula, ni secreto alguno, ni antes ni ahora: harina de la Harinera Urdiroz del mismo Aoiz  y masa madre de cultivo propio. Todo con el mejor de los ingredientes: el cariño y la vocación de servicio, algo que ha pasado de generación en generación hasta llegar a la actualidad.

Sacar, dejar enfriar y a repartir. Cuántos pasos habría dado esa caballería por Aoiz y Lónguida, cuántas mañanas estrelladas llevando el esperado pan a los pueblos. Más adelante, sería más fácil.  Un flamante Citroen Pato NA-4071 permite ampliar la zona de reparto al Valle de Arce, haciendo mas confortable la jornada.

Eran tiempos de escasez y muchos vecinos y vecinas echaban mano del trueque para comprar el pan. Así, era bastante común cambiar pan por trigo, pan por otros productos o servicios que pudieran ofrecer.

Y no nos olvidemos de las famosas costradas agoizkas, las magdalenas, españoletas, ricas tortas de txantxigorri y tiernos bizcochos.

Allá por el año 1996 se jubila la última generación Sarries Eseverri y se produce el relevo a la familia Leatxe Gárriz, dos familias con dilatada experiencia en el comercio agoisko; y es a partir de Julio de 2018  cuando además de ser propietarios están al frente de La Panaderia los 365 días del año, heredando el gusto, cariño y buena dedicación de los fundadores por el pan bien hecho.

En la última etapa, nada hubiese sido posible sin el conocimiento y buen hacer del Maestro Panadero Fernando Lumbreras, Alma Mater de las panaderías Ogipan. Su apoyo y consejos nos han servido de gran ayuda para seguir en la senda de lo único que nos importa: hacer un buen Pan.

Una nueva etapa para La Panadería, en la que la fórmula para elaborar buen pan sigue siendo la misma: agua, sal, harina, levadura y masa madre. ¡Y nada más!